• 16 de diciembre de 2018, 23:17
Inicio | Ciudad de Buenos Aires

La City y el nombre olvidado

Por Abel Roth

La zona del microcentro de Buenos Aires, también conocida como la city, unas 60 manzanas donde se tomaron muchas decisiones trascendentales en la historia argentina, es además el lugar donde tiene su sede no sólo el Banco Central sino como es sabido, las casas matrices de todos los bancos. Mucha gente desconoce en cambio, que es el lugar con mayor concentración de bibliotecas del país. Desde el Convento de la Merced en la calle Reconquista Liniers dirigiría el ataque a la Plaza de Mayo (entonces Plaza Mayor) en 1806 y en ese mismo lugar se casaría unos años después San Martín con Remedios de Escalada.

Un párrafo aparte merece el lugar donde escribimos estas lineas, el emblemático edificio de la Facultad de Filosofía y Letras en 25 de Mayo y Perón, cumplió 100 años en el 2005, allí tienen su sede 14 institutos de investigación con sus respectivas bibliotecas, sabido es que allí estaba el Palace Hotel, quizás el mas lujoso de Buenos Aires hasta la creación del Alvear Palace. En la biblioteca del Instituto Ravignani, Augusto Roa -Bastos recogió datos para su mejor novela, "Yo el supremo" durante su largo exilio argentino. Entre otras cosas, la novela de Pablo de Santis, precisamente llamada "Filosofía y Letras" transcurre en ese lugar y también se filmaron escenas de la película Tango Feroz.

Hace años los mozos de los bares como el desaparecido Salisbury en la calle 25 de Mayo y los vendedores de diarios dela zona nos contaban historias de personajes famosos que habían transitado por esos lugares, historias que se habían propagado de boca en boca y que involucraban a gente como la Infanta Isabel hasta Jack el destripador, pasando por el entonces futuro premio nobel, Eugene O.Neill y Jack London, lo cierto es que solo pudimos constatar fehacientemente la presencia en un hotel de Leandro Alem del legendario bandido Butch Cassidy y su inseparable socio el Sundance Kid, llegaron a Buenos Aires cuando en Nueva York les pisaban los talones los hombres de la agencia Pinkerton y fueron ayudados por el vice cónsul de los Estados Unidos, George Newbery quien tenía la idea de formar una colonia en la Patagonia.( O'Neill vivió 9 meses en Buenos Aires pero a unas cuantas cuadras, casi siempre cerca del parque Lezama.)

La zona también era apodada como el barrio inglés en el siglo XIX por la abundante presencia de esa colectividad, la catedral Anglicana, el templo no católico mas antiguo del país, sigue estando en 25 de Mayo entre Sarmiento y Perón en un terreno que entonces le cedió el gobernador Juan Manuel de Rosas.Si usted ha transitado esas calles por la noche habrá observado que la zona está prácticamente desierta en contraste con la marea de gente que se mueve de día ya que casi no tiene población permanente y mas aún, nunca escuchamos que alguien llame al barrio por su verdadero nombre : San Nicolás.

Ciudad de Buenos Aires