• 14 de agosto de 2018, 22:31
Inicio | Ciudad de Buenos Aires

De Buenos Aires a París

Por Abel Roth

Recientemente el ayuntamiento de París ha publicado un 'mapa literario' de la ciudad, por medio del cual se pueden hacer paseos culturales y recorrer lugares frecuentados por los escritores como así también aquellos en los que tuvieron como escenario a la ciudad en famosas novelas. Asi se pueden visitar aquellos sitios donde ambientaron sus obras escritores como Victor Hugo, Proust o Maupassant. Tambien caben en el recorrido lugares frecuentados por Albert Camus, George Brassens, George Sand y muchos otros.
Se ha dicho muchas veces que la influencia de la cultura francesa en Argentina es notable, esto se ve a las claras en la construcción de palacetes en la zona norte de la ciudad a fines del siglo XIX y principios del XX. Asi lo relataba hace unos años el psicólogo Alejandro Dagfal: “Para un parisino que llega a Buenos Aires, no hay exotismo latinoamericano. No hay en realidad una sensación de extrañamiento. Hay guiños por todos lados: desde las anchas avenidas de estilo hausmanniano hasta los edificios burgueses copiados de los de París, pasando por las estatuas de artistas franceses que pueblan Buenos Aires, como El Pensador de Rodin, frente al Congreso. De pronto, uno puede creer que está en París, al caminar por lindos barrios como la Recoleta, Barrio Norte o Belgrano. Vastos espacios verdes han sido diseñados por el arquitecto Charles Thays y los bosques de Palermo son una réplica de los de Boulogne"
Como no podía ser de otra manera, la literatura francesa influyó enormemente en los escritores argentinos, el "viaje a París" era algo que había que hacer para un escritor que se preciara de tal. Ya en el siglo XIX, realizaban el viaje "obligatorio" Echeverría, Sarmiento, Alberdi, Mansilla, y una larga lista que siguió en el siglo XX. Raul Gonzalez Tuñón que había conocido en España a Neruda, García Lorca y Miguel Hernández, no fue ajeno a esta costumbre argentina. En 1935 estaba en París y participó en el Congreso de Intelectuales en defensa de la cultura junto con Neruda.

Pero de la larga lista de escritores que viajaron, el mas identificado con París es Julio Cortázar. Viajero incansable, nacido en Bélgica e hijo de diplomáticos Argentinos, vivió su infancia y adolescencia en Banfield, un mural en la estación de ferrocarril lo recuerda. Se iría de Argentina en los años 50 y después de un tiempo recalaría finalmente en París, identificándose fuertemente con la ciudad sin olvidar a Buenos Aires, hablar de Cortázar era hablar de París. Censurado por los gobiernos de facto, solo pudo volver a la Argentna esporadicamente, con las aperturas democraticas, en 1973 a presentar su novela 'El libro de Manuel' y en 1983 durante la presidencia de Alfonsín.

Los derechos de autor de El libro de Manuel fueron destinados por Cortazar a ayudar a los presos políticos, su ultima visita fue en un año de apertura democrática, en 1983, Cortázar volvió a caminar por las calles de Buenos aires, la gente lo paraba en la calle para saludarlo, increiblemente, el presidente electo no lo recibió a pesar de un pedido de audiencia que le había hecho el senador Hipólito Solari Yrigoyen, las razones de porque no se concreto el encuentro habría que buscarlas en el entorno de Alfonsin, su secretaria Margarita Ronco, el actor Luis Brandoni, Osvaldo Soriano....o en el mismo ex presidente, todos se disculparon y deslindaron responsabilidades , no habría tiempo para enmendar el error, Cortázar moriría 12 semanas después en París, desde entonces descansa en Montmartre.

Ciudad de Buenos Aires