• 21 de febrero de 2019, 14:37
Inicio | Política

Las primeras medidas del gobierno Bolsonaro. Análisis y consecuencias

Por Isabel Marazina


He tomado de varios trabajos que circulan en grupos de mi referencia una cronología de las acciones que el gobierno Bolsonaro viene implementando hasta ahora, con un resumen de posibles consecuencias.

Dos días después de la  publicación de su triunfo, el primero de noviembre de 2018 Bolsonaro anuncia su intención de fusionar los Ministerios de Medio Ambiente y de Agricultura. Ambos ministerios actúan de formas opuestas; uno de ellos lo hace en la preservación de los biomas .El otro estimula el agronegocio. A pesar de haber vuelto atrás, en una estrategia que se demuestra repetitiva ,la de anunciar y ver cómo repercute, caso esto se efectivice, es posible que en el final de su gobierno la desforestación en Amazonia puede alcanzar el 24%.

14/12: Bolsonaro ataca ferozmente el programa Mas Médicos, hecho en conjunto con Cuba a través de un convenio mediado por la OMS. Como resultado de la política hostil, Cuba retira sus profesionales entendiendo que se encontraban en riesgo. Dejaron el país 8.612  médicos cubanos,300 de los cuales estaban en áreas indígenas.A pesar da una gran propaganda sobre la ocupación de esos lugares por médicos brasileros, esto no se realizó . Irresponsablemente, se contaron con médicos que no irán a estas áreas dificilies y que tampoco cuentan preparación específica, ya que la medicina comunitaria no es parte de la formación médica en Brasil. Más de 25 millones de brasileros quedaron sin cobertura médica.

19/12: Bolsonaro se posiciona contra el programa de multas revertidas para el IBAMA (Instituto Brasilero de Medio Ambiente). Consecuencias: pueden perderse un billón de reales en multas convertidas en inversiones ambientales , que recuperen áreas degradadas por terceros, generalmente grandes

28/12: Bolsonaro cancela la Conferencia del Clima en Brasil (COP25) en 2019.Consecuencias:El acuerdo es firmado por 195 países con el objetivo de reducir el calentamiento global. A su entender, Brasil tendría que renunciar a 136 millones de hectáreas en Amazonia. Esto afectaría la soberanía nacional.

11/12: La ministra de Familia, Damares, se propone dar mayor  libertad a las iglesias para la conversión de indios. Esta bizarra figura, que está a la cabeza de una ONG actuante en las regiones demarcadas como reservas indígenas,fue penalizada varias veces por incursiones ilegales a comunidades indígenas protegidas por el órgano correspondiente, siendo acusada de secuestro de niños para adopción  y de evangelizar los miembros de las tribus en cuestión. Este acto va en contra de innumerables disposiciones constitucionales, comenzando por la laicidad del estado.

12/12/2018: Bolsonaro decide excluir Brasil del Pacto Global de Migración. Consecuencias: afecta tanto a los extranjeros que viven en Brasil (cerca de un millón) com a los brasileros que viven en el exterior y que suman  unos 3 millones. Básicamente, el retroceso apunta para una forma de considerar al migrante como una amenaza y no como un posible contribuyente. Esto, que en rigor por la situación no tiene ningún sentido, está  claramente alineado con la política de Trump.

17/12: Bolsonaro amenaza transferir la embajada brasilera en Israel de Tel Aviv para Jerusalen, Consecuencias: el gobierno palestino asi como otros países preveen boicot a productos brasileros ,con el riesgo de pérdida de uno de  sus mayores consumidores de carne: el mercado árabe.

21/12.Explota la acusación de esquema de corrupción de la familia Bolsonaro  que usa uno de sus funcionarios como testaferro para lavar dinero. Es notable cómo este esquema sigue el patrón de pequeño negocio, muy común en el llamado bajo clero, o sea, los diputados de bajo escalón, que sustraen sumas pequeñas y constantes a través de esquemas como el que mencionamos

Pero en estas últimas horas se abren revelaciones: según avanzan las investigaciones, no solamente se multiplica el tránsito de dinero (ya se sabe de más de siete millones de reales en tres años) como comienza a aclararse una siniestra articulación entre la familia Bolsonaro y las milicias parapoliciales del estado de Rio de Janeiro.

El prestigioso periodista Luis Nassif escribe en su blog, con fecha de ayer, 20 de enero en el editorial “Ajedrez del final del gobierno Bolsonaro” sobre esta articulación. Señala que desde abril del año pasado está en curso la Operación Quarto Elemento, destinada a  desbaratar la mayor milicia del estado, actuante en la Zona Norte del estado.

Uno de los jefes de esta milicia, conocido como  Zinho es el sospechoso principal de la muerte de la concejal Marielle Franco. Durante las operaciones de búsqueda y aprensión fueron presos dos hermanos que actuaban como seguridad de Flavio Bolsonaro en la campaña de 2018. A pesar de las negativas del mismo, fotos revelan una intimidad con estos pesonajes tanto suya como de su padre, actual presidente. Este, además, exaltó en diversas ocasiones el “trabajo” de las milicias parapoliciales, en el sentido de agilizar la lentitud de la justicia oficial. Una de esas ocasiones  se dio cuando en 2003,ya elegido diputado federal, Jair Bolsonaro defiende en la Cámara la entrada de las milicias en la ciudad de Rio de Janeiro

Flavio Bolsonaro, elegido diputado estatal en 2007, pasa a integrar la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa de Río, En la época aparece visitendo una camisa con el letrero ”Derechos Humanos, la excrecencia de la  sinvergûenzada” y en sus discursos defiende que las comunidades de los morros paguen una tasa de protección para las milicias, ya que ellas los protegen del tráfico.

La operación Quarto Elemento se desarrolla en plena campaña electoral y es acallada para no influenciar  las elecciones. En la ocasión, el mercado, los medios, los círculos militares intentaban subirse a la onda anti PT. En ese sentido, Bolsonaro les resulta muy útil, dada la repercusión de su discurso. En este momento, se está volviendo un peso excesivo para ser bancado por su mayor avalista, el estamento militar.

Todas estas informaciones que están apareciendo no son distribuidas por el Sr. Sergio Moro que  resiste, agarrado en su  dudoso cargo de Ministro de Justicia. Es muy probable que sea el propio  Ministerio Publico del Estado que continua su trabajo de investigación y divulgación sobre la podredumbre de la  familia, con el apoyo de los grandes medios, fundamentalmente la Globo. Con su enardecido ímpetu imitativo, Bolsonaro repite las peleas del payasesco Trump con los medios de su país.

Sólo que una vez más no entendió que las organizaciones Globo no son solo el poder mediático. Son una máquina de hacer y deshacer  instancias de poder hace muchos años. Nada para celebrar en esta sucia disputa, salvo el hecho de la celeridad de la caída de uno de los sectores más brutales  e ignorantes ya vistos en la política brasilera. 


Política