• 24 de marzo de 2019, 2:01
Inicio | Política

Buenas nuevas en México

Por Nota de redacción

 En un fulminante golpe que nadie esperaba, cuatro mil miembros de las fuerzas armadas de la Secretaría de la Defensa Nacional, tomaron 73 instalaciones estratégicas de Pemex, y seis refinerías.


Se tomaron, por parte de las fuerzas armadas, 6 refinerías, 39 terminales de almacenamiento y despacho, dentro de la que se encuentra una marítima; 12 estaciones de rebombeo, y el Centro de Control México; es decir 15 sistemas de distribución. De hecho, ya se redujo un 17.4% el robo de combustible y se espera que en los próximos días, semanas y meses lo siga haciendo. 


Se le retiró  al sindicato de Carlos Romero Deschamps el manejo de zonas “restringidas” y “estratégicas” que era el centro de Monitoreo,  cerebro y centro de control  en el que se monitoreaba todo el combustible. Su entrada y salida;  lugar al que  ni funcionarios podían pasar.


En el contexto donde se presentó, en Palacio Nacional, el Plan Conjunto del Gobierno de la República de Andrés Manuel López Obrador para Combatir el Robo de Hidrocarburos en Pemex,  este jueves pasado, en su tradicional conferencia mañanera, el presidente #AMLO denunció la existencia de una red interna en el gobierno y Pemex, que es responsable del 80% del huachicol. En esa oportunidad dio  a conocer la toma de las decisiones antes mencionadas.


Según lo que dice el presidente López Obrador,  había un robo diario de 200 millones de pesos que son 66 mil millones de pesos anuales, que es -ni más ni menos- el presupuesto anual de la UNAM, Universidad Nacional Autónoma de México. El 10% de la producción nacional,  equivalente a 600 pipas diarias de 15 mil litros. 


Se detuvieron a tres funcionarios. Pocos, considerando la magnitud del robo.  Necesariamente tuvo que haber responsabilidad  -al menos política -de los gobiernos de Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto. El paso siguiente lo tendrá que dar la justicia, porque las escaleras se barren de arriba hacia abajo, como lo dice el propio Presidente.

Este plan contra el robo de combustible  comenzó el 20 de diciembre, a escasos veinte días de la asunción a la presidencia de López Obrador . Octavio Romero, director de Pemex, reconoció que el robo de combustible se redujo en  un 50%. 


Política