• June 28, 2022 at 12:18 PM
Inicio | Opinión

Si se calla el cantor

Por Eduardo de la Serna

Joan Manuel Serrat acaba de anunciar una gira de despedida de los escenarios. Triste. Sensato. Mi primer encuentro con él fue en un disco de pasta que tenía mi queridísimo tío Ezequiel (el mismo que me prestó, allá por el 70 el maravilloso libro “Para leer al pato Donald”), allí musicalizaba los inmortales versos de Machado. Allí lo conocí. Allí hicimos amistad, como el mismo Nano repite (sobre otras ocasiones referidas a piratas).

Con Serrat siempre me ocurrió algo curioso: la primera vez que escuchaba un disco nuevo, este no me gustaba, la segunda ya un poco y la tercera me fascinaba. Obviamente las hay que me gustan más, y las que me gustan un poco menos, pero… era / es Serrat. ¡Y listo!

Soy un negado para la poesía, para escándalo de amigos y amigas, pero “por ahí” he podido introducirme un poco sin resistencia de mi parte. Entre Joan Manuel y los/as místicos/as la poesía se me volvió algo cercano.

Nunca lo vi en mi vida más que en escenarios. No creo que me recuerde. Y eso no significa que esté de acuerdo con él en todo; por ejemplo, manifestó cierta cercanía con el macrismo que me golpeó el hígado, pero pronto volvió a casa. Los amigos se perdonan, ya lo sé.

En diferentes ocasiones y ante diversas situaciones una frase, un párrafo de sus canciones me sale a flor de piel, “y ahora, ¿quién podrá defendernos?” ¿Callará la vida?

Somos seres humanos, unos un poco más que otros, y tenemos eso que se llama tiempo, que es uno de los límites que nos caracterizan. Y siempre es mejor recordar a alguien en sus momentos de vitalidad, por lo que debo decir que lo comprendo. Lo recordaré. Lo abrazaré, aunque él nunca supiera de dónde viene ese abrazo. No nos veremos cara a cara, pero él seguirá cantando en mis momentos varios, en mi casa, en mi auto… Por eso de que “el que se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen”. Creo que no lo extrañaré. Creo que lo extrañaré. Estoy confundido… y no habrá una canción del Nano que me ayude a entender este momento. Tocará aprender a crecer, entonces. Una pena hacerlo sin mi tío y su amigo.


 

Fuente: Blog 1de Eduardo de la Serna

Opinión