• October 29, 2020 at 2:31 AM
Inicio | Opinión

¡Gracias a los banderazos!

Por Eduardo de la Serna


Hace un tiempo yo estaba muy cansado un domingo. Había una marcha, de las primeras, por la aparición con vida de Santiago Maldonado, pero el cansancio “no me dejaba ir”. Y me tiré con intención de dormir una siesta, cosa que no suelo hacer. Empezaba a dormirme y comenzó a llover. Desde la cama “maldije mi suerte”: Llueve y va a haber poca gente en la marcha, entonces hay que ir, susurré. Y me levanté y fui a la Plaza. A veces hacen falta motivaciones extra.

La pandemia hizo que los que tratamos de ser responsables nos cuidemos y cuidemos al resto. Aburridísimos de ver todo el tiempo las mismas paredes (y en mi caso, solo a mis perros), pero sabiendo que tenemos la responsabilidad, nos quedamos mientras veíamos los idiotas útiles que desde sus autos importantes hacían impune ostentación de su oquedad. Y pensaba, además, en la rabia e impotencia que debería sentir el personal de la salud ante semejante barbarie, o aluvión zoológico, si se quiere. 

Pero, como no hay mal que por bien no venga, resulta que llegamos al 17 de octubre. El “día de la lealtad”. Ese que llamarán “populismos” los ignorantes, porque no entienden el ida y vuelta que la lealtad significa, entre un pueblo y el conductor, el conductor y el pueblo. Y, un poco cansados del aislamiento, y también impulsados por la barbarie zoológica, hoy explotaron las redes, las calles se llenaron de bocinazos (mi tranquilo barrio, donde nunca escuché una cacerola, ni una bocina los días de una patria que los convocantes ignoran, hoy “explotó” y por las ventanas entraba “la más maravillosa música”. Y quise entrar en la plataforma de la marcha y está colapsada porque resulta que “habemos” algunos que queremos mirarnos a los ojos de hermanes, “habemos” compañeres, “habemos” pueblo, y no clientes.

En el imperio romano, había dos modos de relaciones: las relaciones desiguales eran de “patrón-cliente” y las relaciones igualitarias eran de “amigos”. Lo de “cliente” el macrismo lo entiende bien, lo de la desigualdad, ¡también! Lo de amigues, hermanes, y compañeres… lo entendemos nosotres. Así que disculpen si hoy no los atiendo… ¡estoy festejando!

Foto: Página 12

Fuente: Liliana López Foresi

Opinión