• June 26, 2022 at 5:17 AM
Inicio | Opinión

Carta abierta a Federico Braun (el tío)

Por Eduardo de la Serna*

Señor Peña

Debo confesar que – por costumbre – casi encabezo esta carta con un “estimado”, cuando no lo estimo en lo más mínimo, y estimo que este texto tampoco será estimado por usted. Como suele pasar con una “carta abierta”, y no personal, la idea es que otros, otras y otres (y que no me perdone Rodríguez Larreta y Soledad Acuña) puedan saber lo que yo, en este caso, le diría.

Debí esperar unos días por eso de la decantación. No queda bien escribir con groserías o malas palabras. Aunque yo crea que remarcación, inflación, aumento de precios, injusticia social son palabras mucho más malas que otras que tantas veces se me escapan cuando pienso en eso mismo.

En su impunidad, que es poder, usted dijo que lo que había dicho era “un chiste”. Y, como cualquiera con una mínima noción de psicoanálisis sabe, un chiste no es inocente. Es algo que usted tiene bien adentro. Y a veces sale a flote. Sale a flote como otras cosas que flotan y revelan lo que usted es o tiene adentro. Y, porque es impunidad, no tiene usted la más mínima idea ni noción de cuanto puede doler o lastimar su chistecito. Bueno… más que el chiste, todavía, duelen más sus remarcaciones. Y que otros como usted le festejen la bromita. Claro que para entender cuánto puede doler tendría que entender lo que son las necesidades que padecen – por personas como usted y los que se reunieron con usted días pasados, especialmente – los, las y les pobres de esta tierra. Pero como usted no puede entender lo que son las necesidades no podrá entender que allí nace un derecho, aunque “el otro” pasee impunemente la oquedad de su corazón y lo niegue en nombre de los costos que usted remarca. Tienen poder ustedes, ya lo sabemos. Poder para hundir el país y su gente sin la más mínima sensibilidad para después seguir haciendo chistes. Chistes que le causan gracia solo a ustedes, claro. Pero son los que le importan. En suma, por lo menos le agradezco que haciendo pública su jocosidad deje expuesta su alma (o algo que se le parece), que nos muestre lo que tiene adentro… lo que flota. Imagino que en La Anónima también remarcarán el papel higiénico.

*Teólogo. Integrante del Grupo de Curas en Opción por los Pobres.

Foto: Matías Baglietto.

Fuente: Blog 2 de Eduardo de la Serna

Opinión