• 16 de diciembre de 2018, 23:46
Inicio | Ciudad de Buenos Aires

Corrientes y Bouchard

Por Abel Roth

¿Cuántas veces uno escuchó la frase. "nos encontramos en la esquina de Corrientes y Bouchard"? Allí se inauguraba en 1932 el estadio Luna Park, asociado en la memoria colectiva indefectiblemente con el boxeo, pero el Luna Park fue mucho más que eso, sería innumerable citar los espectáculos reuniones que se hicieron allí, desde mitines políticos a recitales pasando por velatorios multitudinarios como el de Carlos Gardel o el primer mundial de basquet en 1950 que ganó el equipo argentino.

Años antes de su inauguración, en 1924 se realizaba en Estados Unidos la llamada "pelea del siglo" entre el campeón de los pesados Jack Dempsey y el argentino Luis Angel Firpo,, durante bastante tiempo Dempsey fue considerado por muchos como el mejor peso pesado de la historia, pero una mano de Firpo lo arrojó fuera del ring, según dicen por más de 10 segundos, Dempsey volvería al ring y ganaría la contienda, años después,  reconocería: "Firpo fue el verdadero ganador de aquella pelea". Al volver Firpo de Estados Unidos haría exhibiciones en una feria llamada Luna Park que se encontraba en la calle Corrientes al 1000, dónde hoy está el Obelisco.

En 1926 llegaría la orden de desalojo de ese lugar y así Ismael Pace, el dueño, con su amigo Pepe Lectoure buscarían un nuevo logar recalando en el terreno del Ferrocarril Pacífico en Corrientes y Bouchard. Pero el nombre del estadio está fuertemente asociado con el de Juan Carlos "Tito" Lectoure, de quien todavía no se escribió una historia, verdadero alma mater de la fama del estadio que entre las décadas del 60 y el 80 fue la meca del boxeo argentino, con su prestigio y su muñeca, Tito conseguiría
peleas por el título mundial para varios argentinos: Horacio Accavallo, Nicolino Locche, Carlos Monzón, entre otros. Cuando los tiempos cambiaron Lectoure decidió en 1987 realizar lo que sería la última pelea en su estadio. Luego el Luna Park serí escenario de los mas variados espectáculos aún después de la muerte de Tito Lectoure en el 2002, como los mundiales de voleybol en 1982 y 2002 y las 18 funciones de Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina en 2012. Hace unos días se conoció la noticia del fallecimiento de la dueña del Luna Park, tía de Lectoure quien donó la propiedad a la iglesia, corriendo rumores de emprendimientos inmobiliarios, esto chocaría con el hecho de que el "Palacio de los deportes" fuera declarado monumento histórico nacional en 2007.
   En ese estadio se conocerían en 1944 Juan Perón y Eva Duarte durante un festival a beneficio de las víctimas del terremoto de San juan. Se considera récord de asistencia en el  estadio a la pelea entre Oscar Bonavena y Gregorio Peralta por el título argentino, con mas de 25.000 espectadores en 1965, hasta jugadores de fútbol de Boca y River estaban en el ringside esa noche. La despedida de Sui Generis en 1975 llevaría una cantidad de público similar, aunque se recuerdan las multitudinarias jornadas de Nicolino Locche "el intocable"  que batalló allí con cinco campeones mundiales antes de que le dieran una oportunidad por el título. Hasta en el tango de Chico Navarro "Un sábado mas" se lo recuerda: "...total esta noche minga de yirar, si hoy pelea Locche en el Luna Park".

Ciudad de Buenos Aires