• October 29, 2020 at 1:42 AM
Inicio | Cultura

¿Qué quería John? ¿Ser o estar?

Por Ana Pérez del Cerro


‘SER ‘ o ‘ESTAR’ , dos verbos que nos remiten a esencias o a estados. No diferenciarlos lleva a un malentendido permanente, quizá el gran malentendido.

Asimismo hay frases que contribuyen a instalar un pensamiento acrítico; por ende un no – pensamiento ya que pensar consiste en establecer relaciones  en cada cultura y no regirse por frases hechas.

Del mismo modo, la idea de pensar sin sentir ha llevado a una falsa dicotomía emparentada con ‘cuerpo – mente’.

 “Por algo será?”, “meritocracia”, el ‘ser uno mismo’, “ser tolerancia” , ‘ser feliz’ son algunos de los lugares comunes  que recorren la opinología no sólo en lo social sino en cuanto a las relaciones interpersonales y generan diversos niveles de malestar.

 Si una persona tiene poc@s amigxs o ningun@, inmediatamente se le atribuyen cualidades negativas sin conocer cuáles son las circunstancias de su vida; a quienes no han alcanzado el ‘éxito’ tal como el sistema lo entiende, se los considera faltos de mérito, incapaces para lograr sus objetivos.

Con el paradigma del ‘uno mismo’ se pone a cargo exclusivo del sujeto sus estándares de felicidad, entendida ésta como la plenitud absoluta por el solo hecho de existir.

El signo ‘tolerancia’ da lugar a controversias. Tiene buena prensa , pero vale señalar que se instaló fuertemente en los 90, cuando el modelo de exclusión neoliberal convocaba a aguantarse lo que a cada uno le tocaba. (Tolerar significa  ‘aguantar’ ‘soportar’ algo o a alguien que no nos hace bien). 

SER implica algo inmodificable, alude a una esencia .

ESTAR responde a una situación, algo que puede cambiar de acuerdo con el contexto.

La pregunta ¿todo bien? Se ha convertido en una fórmula de saludo que sólo admite una respuesta afirmativa en el mundo del ‘fast word’. ¿Está todo bien?

 Decir de alguien que ‘es solitari@ trasunta cierta idea de sospechos@ de algo, por lo menos, de que ‘está sol@ porque quiere’. No suele marcarse  la diferenciación entre la ‘soledad’ y la ‘solitud’: soledad es el sentimiento del que se siente solo o está solo porque carece de compañía;  solitud es el quedarse solo con disfrute como elección de un momento.

Actualmente se escucha en boca de las mujeres la frase ‘soy sola’. Desde un punto de vista filosófico todes lo somos; pero no es lo mismo que estarlo.

La estrella de este festival es el ‘aquí y ahora’ como consigna, como mandato, como imperativo categórico

Cabe preguntarse si hay que destituir al pasado , abolir las distopías, destinar la Historia a la categoría de ‘ciencia oculta’, entrar en el laissez faire/ laissez passer  (La frase es: Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même; «Dejen hacer y dejen pasar, el mundo va solo» y fue usada por primera vez por Vincent de Gournay, fisiócrata del siglo XVIII, contra el intervencionismo del gobierno en la economía).

En toda esta disquisición rondan Eros y Tanatos, el palpitar vida – muerte y el miedo a ser que lleva a no estar – estando.  

Byung Chul Han escribió su ensayo “El aroma del tiempo” que nos convoca a pensar sobre la vacuidad de la prédica del ‘el aquí y el ahora’.

Habla de un tiempo sin aroma porque sólo se compone de vivencias y niega la experiencia que es tiempo acumulado.

La seres humanes somos seres con sentido porque nos narramos y sin relato sólo hay hechos que se agolpan.

Chul Han usa la metáfora del turista que va de aquí para allá a diferencia del  peregrino que camina el espacio y lo dota de sentido. Alude también al espacio digital donde – dice – que linkear es surfear.

El ‘aroma del tiempo’ es un elogio de la demora y por ende, una convocatoria a la belleza del arte que exige contemplación.

Cuando escuchamos ‘Let it be’ cabe interrogarse sobre si nos habla de ‘dejar ser’ o dejar esta’ habida cuenta de que el inglés tiene un mismo signo para ambos. Y las diversas traducciones de la canción eligen una u otra significación

 […]

Y cuando las personas con el corazón roto,

que viven en el mundo estén de acuerdo,
habrá una respuesta:
déjalo estar / déjalo ser

[…]

Aunque puedan estar separados,
aún hay una oportunidad de que lo entiendan,
habrá una respuesta:
déjalo estar / déjalo ser (*)

(*) Según la traducción elegida

 ¿Qué quería John?



Imagen integrada
Foto: T13
Fuente: Liliana López Foresi

Cultura