• September 21, 2021 at 7:50 PM
Inicio | Política

Jujuy, apagón y miedo

Por Emma Le Bozec

Es lamentable percibir cómo, a partir de la instalación en los medios del resultado electoral de las elecciones anticipadas en la provincia de Jujuy, se pretende generalizar un contexto de victoria del radicalismo y de Juntos por el Cambio. Parece que se desconoce cómo funcionan los resortes de la democracia en esa pequeña provincia de poco más de 700 mil habitantes, de los cuales podían sufragar alrededor de 570 mil electores, entre los que hay un padrón de 1.455 extranjeros. Eso sí: los y las presos/as políticos/as no votaron.

Me lamento cuando observo los análisis descontextualizados que propios y ajenos hacen de la realidad jujeña, naturalizando los hechos más aberrantes acaecidos en una democracia, que se dio en llamar “la estancia de Morales”, desde que el genocida Carlos Pedro Blaquier financiara a don Gerardo su primera campaña al gobierno.  

Recordemos que, tanto el empresario como su socio, Alberto Lemos, dueños del ingenio Ledesma, aún no declararon en la causa por su responsabilidad en la “Noche del Apagón”, cuando desaparecieron 40 trabajadores de esa empresa, durante la última dictadura cívico- militar. En ese entonces, la dictadura genocida, en connivencia con la empresa, organizó cortes de luz y en el transporte del ingenio, se llevaron a 400 trabajadores y militantes del campo popular y los torturaron durante una semana. Hubo 40 que nunca regresaron, entre quienes se encuentra el entonces intendente de Ledesma, Luis Arédez, cuyo único pecado fue cobrarle a Blaquier el impuesto correspondiente por el predio que ocupa el ingenio azucarero.

En 1973, el intendente radical (de los buenos) Luis Arédez, no podía lograr que Ledesma respetara una ordenanza para el pago de tributos y lo pasó a una lista negra. Cuatro años después fue secuestrado. Pero las cosas no cambiaron para el emporio de los Blaquier. La empresa no abona el impuesto inmobiliario urbano porque su predio figura como ejido rural. Además, en plena pandemia, desde el mes de abril, rebajó 30% de los salarios de su personal, aun cuando el año pasado sus ganancias aumentaron 128%.

De manera que la democracia en Jujuy queda muy lejos de las promesas que hizo Morales en 2015.  Vemos cómo se jacta de que crece la economía, pero la situación de la pobreza es cada vez más alarmante porque, como todo gobierno neoliberal, ese crecimiento sólo engorda los bolsillos de algunxs pocxs y arroja del mapa a la mayoría, más hambreada que nunca. La pobreza pasó de 25,7 % en el segundo trimestre de 2016 a 37,7% en el segundo trimestre de 2020 (último dato oficial). Cayó el empleo privado, el poder adquisitivo de los trabajadores, el Producto Bruto Geográfico, y la desocupación casi se ha duplicado.

Lo único que crece en la gestión de Morales es el endeudamiento y la persecución. Milagro Salas y todes les militantes de la Túpac Amaru, la fuerza política que denunció incesantemente los crímenes de Blaquier y su sociedad con Morales, siguen en prisión. Durante el macrismo, en esas mazmorras les raparon el pelo, les arrojaron agua en celdas de castigo con temperaturas nocturnas escalofriantes y con sólo un mendrugo de comida.

Durante la gestión de Morales, en más de seis años, no se finalizó la construcción de ninguna escuela, no se construyó ningún hospital y sólo se entregaron 2100 viviendas de las 3000 prometidas. Sin embargo, el endeudamiento fue lo único que creció, además de la suma del poder público, producto de su complicidad con Rubén Rivarola, el presidente del PJ jujeño. Morales hizo crecer el endeudamiento y la persecución política al crear un órgano a medida de su Poder Judicial local, que desoye inclusive a la Corte Internacional de Justicia de La Haya, y sólo recibe sus propias órdenes.

La provincia se niega a aportar información sobre el endeudamiento tomado en su gestión, que supera los 1.000 millones de dólares y deberá resolver uno de los mayores problemas que dejó su primer mandato: el exponencial crecimiento de la deuda pública provincial en dólares. Tiene un stock de 45.650 millones en pesos y de 1.742 millones en dólares. Los vencimientos en moneda extranjera para 2020, en concepto de intereses, fueron de 18 millones, la misma cifra que deberá cancelar en 2021. Pero en 2022 tendrá que girar 210 millones de la moneda estadounidense para cancelar parte del capital y otros 18 millones por intereses, es decir, un desembolso de 228 millones. Estas cifras son parte de un pasivo millonario cargado de denuncias por falta de transparencia, las mismas que modelan el perfil dialoguista que el gobernador norteño busca construir con el presidente Alberto Fernández.

Mientras tanto, Milagro Sala continúa en prisión por haber arrojado huevos en un lugar donde ella no se encontraba, le inventaron docenas de causas, incluso por haber construido viviendas con sobreprecios. Ya se ha demostrado que esas viviendas fueron más económicas que ninguna otra, ya que formaban parte de un plan de autoconstrucción modélico y tan sólo en Alto Comedero se construyeron más viviendas de las que puede mostrar Morales en toda su gestión. No voy a enumerar las obras de la Túpac en este artículo para no irme de tema. Sin embargo, invito a que asistan a conocerlas porque son el ejemplo más grande de dignidad, jamás visto. Claro que, desde las usinas de los medios capitalinos, tanto los que están al servicio de Magnetto como los que no… esto se desconoce. ¿Costará tanto editar una síntesis y transmitirla?  

El contexto de Jujuy en las elecciones provinciales del 27 de junio próximo pasado es el del imperio del miedo, la persecución, el endeudamiento salvaje y la suma del poder público. De manera que el resultado de las elecciones provinciales donde Morales gana 18 de 24 bancas de la Cámara de Diputados (además de la mitad de los cargos en los concejos deliberantes de 26 municipios y de 31 comisiones municipales) hay que enmarcarlo en este contexto. Son diez las alianzas y dos los partidos provinciales que compitieron por las bancas de la Legislatura. Por su parte, la dirigente del PO, Miriam Bregman, denunció que “llegaron las urnas abiertas, que en decenas de mesas no dejaron entrar a los fiscales y que la justicia electoral de la provincia les aseguró que dejaron afuera 500 votos de la legislatura provincial a los representantes de la izquierda”.                    

No obstante, Manes y Lousteau llegaron a Jujuy junto a Maximiliano Abad, presidente de la UCR bonaerense y jefe del bloque de Diputados de JxC en la Legislatura. Este dirigente, cercano a Ernesto Sanz y al propio Morales, es uno de los impulsores de la candidatura del neurólogo Facundo Manes. Con el triunfo con casi el 42% de los votos, llegaron para levantar la mano de su correligionario Gerardo Morales y así se volvió a agitar la interna de JxC al mostrar a un radicalismo fortalecido y dispuesto a salir a disputar de igual a igual con el PRO los lugares en las listas de cara a las próximas PASO y legislativas. El Frente de Todos-PJ quedó en segundo lugar, ya que el peronismo compitió fragmentado en cuatro listas y el presidente del PJ, Rubén Armando Rivarola, jugó abiertamente para Morales. El Frente de Izquierda y de los Trabajadores se ubicó tercero.

Analizar cómo funcionan los medios de desinformación en Jujuy merece un renglón aparte. Para ser breve: los diarios locales, El Pregón y El Tribuno, reproducen las noticias de Clarín; el canal 7, único canal de TV, es manejado  por Rivarola, al igual que la mayoría de los portales de noticias en Internet y los diarios. Un pueblo sumergido en el miedo, sin trabajo y mal informado no puede tener buenos resultados electorales.  

Fuente: Revista La Barraca

Política