• January 20, 2021 at 1:01 PM
Inicio | Política

Fútbol y política, otra vez

Por Dr. Oscar Blanco*


El día lunes sucedieron graves hechos en el programa "Fox Sport Radio" que conduce el periodista Sebastián Vignolo. En nuestra edición de anoche del programa "4 de copas" -que se emite por Radio Cooperativa- junto al Dr.Jorge Rizzo, contamos las secuencias que seguramente van a dejar secuelas importantes en el futuro.

A raíz de las elecciones en Boca del próximo domingo, Vignolo realizó con anterioridad un largo reportaje a su amigo Juan Román Riquelme. Trás éste, el presidente de la entidad de la Ribera, Dr. Daniel Angelici, pidió al conductor derecho a réplica en el mismo programa. La respuesta fue negativa, luego de lo cual Angelici hizo la misma solicitud al CEO de Torneos -productora de dicha emisión- Ignacio Galarza con el mismo resultado negativo.

La insistencia de Angelici llegó más arriba: directamente con ejecutivos de Disney, propietaria desde hace poco tiempo de la señal Fox en Argentina. Por fin, el presidente xeneize consiguió su objetivo y se presentó en la sede de Torneos donde se emite el programa, con su camioneta blindada y dos autos que lo custodian. Su ingreso provocó un gran revuelo en los empleados de seguridad, quienes finalmente accedieron a darle paso.

Al dirigirse al estudio, Angelici se cruzó con Vignolo antes de que iniciara el programa, produciéndose una dura discusión verbal, con amenazas de dirimir el tema "en la calle". La seguridad  debió intervenir para separarlos y Angelici fue llevado a un piso superior, probablemente a la oficina de Galarza, quien le informó a Vignolo que se iba a realizar la entrevista. El conductor respondió con su negativa a conducirla, situación que obligó a Galarza a ordenárselo. Consecuentemente se dispuso que en la nota sólo participaran el conductor, Marcelo Benedetto y Diego Latorre , quedando excluidos los demás integrantes, entre los que se cuentan el periodista Aldo Proietto, Roberto Leto máximo referente de las transmisiones partidarias boquenses y Pablo Ladaga.

Se desconoce si esa decisión fue ordenada por Galarza o una imposición de Angelici, aunque se sospecha que la segunda sería la correcta. Esto también molestó a los separados de la mesa -especialmente a Proietto- quien dijo que con más de 50 años de ejercicio profesional, nunca recibió un trato similar. 

La nota fue absolutamente light, casi sin preguntas picantes, y dejó la sensación de que se dejaba decir a Angelici lo que quisiera como para sacarse el problema de encima. Terminada la entrevista, el presidente se retiró sin saludar a los que le hicieron la nota y sí haciéndolo con algunos de los excluidos.

Al día siguiente, Vignolo pidió entrevistar nuevamente a Riquelme, lo que fue negado por Galarza con la excusa que el programa no era una confrontación política.

El clima electoral en Boca está a fuego vivo, con acusaciones que embarran a los contendientes pero también salpica a los periodistas, especialmente a los partidarios o a los que siguen la actividad diariamente a muchos de los cuales se los acusa de recibir sobres. 

Tampoco no quedó bien el clima al interior del  programa por las sospechas de que algunos integrantes jugarían políticamente para algunos candidatos.

El domingo de 9 a 18 terminará la historia y sabremos si Mauricio Macri consigue retener el bastión boquense desde donde llegó a la Presidencia de la Nación o si Boca pasa a manos del peronismo que representa el máximo opositor Jorge Amor Ameal , casi eclipsado de la escena desde la aparición de Juan Román Riquelme en la lista.

*Co-conductor del programa "4 de copas"

Fuente: Liliana López Foresi

Política