• 19 de octubre de 2018, 1:21
Inicio | Cultura

Sin música la vida sería un error

Por Enrique Stoco

                                            “Sin música la vida sería un error”

                                                             Friedrich Nietzsche

 

A los 6 años comenzó sus estudios de música. Su formación es en la música clásica y aunque su instrumento principal es el piano, también estudió flauta y violín. Se graduó con un título de intérprete de piano y maestro en el College Southeastern Lousiana (ahora Universidad) en 1950, y estudió composición en el College de Música de Mannes en Nueva York. Su primer disco sale en 1956 con el título de “Nuevas concepciones del Jazz” y en el que está por primera vez la versión de su notable clásico: “Waltz for Debby”. Su segundo disco es: “Everybody digs Bill Evans”, que fue editado luego de dos años, debido al retacismo de Bill en que el “no tenía nada nuevo para decir”.

Entre idas y vueltas llega el gran momento de su vida y es en 1958 cuando es llamado por Miles Davis a formar parte de su grupo junto a John Coltrane, Julian “Cannonbal Adderley, Jimmy Coob…”, entre otros. Permanece un par de años junto a Miles y en ese lapso graban, lo que es para mi y muchos conocedores del Jazz, uno de los más grandes discos de la historia: “Kind of Blue”, en el cual Bill Evans compone esa obra maravillosa llena de emoción, sensualidad y belleza absoluta llamada: “Blue in Green”. Kind of blue es un disco antológico que fue grabado en 10 horas en dos días de 5 horas y en una sola toma, lo que hace de el que sea más extraordinario aún. Con un verdadero seleccionado de Músicos sin igual: Miles Davis, John Coltrane, Wynton Kelly, James Coob, Julian “Cannonbal” Adderley, Paul Chambers y Bill Evans, el único músico blanco del staff, lo que causó mucho recelo en el ambiente del Jazz pero como en la mayoría de las cosas, el talento doblega a los prejuicios.

Luego de esta experiencia con Miles Davis funda su Trío junto a Paul Motian y Scout LaFaro a quien sucedería al morir este último Chuck Israel. Luego su trío fue teniendo innumerables músicos de renombre como el Contrabajista Eddie Gomez, Jack DeJohnette, Philly Joe Jones, entre otros.

Grabó en grandes sellos como: Riverside, Verve, Columbia, Fantasy y Warner Bros junto a enormes músicos y haciendo sesiones con Charles Mingus, Art Farmer, Stan Getz, Oliver Nelson, Jim Hall, Toot Thielemans…

En los ’70 grabó junto a Tony Bennet y tuvo al .margen varias formaciones en la década, ya sea en formato de Trío, piano solo o Quintetos. La versatilidad, su estilo clásico de tocar y su enorme buen gusto hacen de Bill Evans un pianista como pocos. Su técnica era extraordinaria, su sonido perlado y claro, la presión exacta sobre las teclas, que no es lo mismo que golpearlas… un jugador que sabía de lograr los matices justos.

Tuvimos la suerte de que visitara Argentina y lamentablemente ese hecho no tuvo mucha difusión. Hay un artículo que salió en el diario La Nación el 1/04/2018 escrito por Joaquín Sanchéz Mariño y con data importante cedida por un amigo: Claudio Parisi de la noche que Bill Evans tocó en San Nicolás y hoy se conserva ese viejo piano en que lo hizo… los insólitos recovecos de la vida.

La vida de Bill fue una vida tormentosa con dos suicidios cargando fuerte en su corazón como el de su primera esposa Elliane que se arrojó a las vías del tren y el de su hermano Harry, quien fue su acompañante y supervisor musical, que luego de salir de una internación por un diagnóstico de esquizofrenia, buscó un arma y se suicidó. Bill pasa por enormes situaciones depresivas y de salud, su adicción a la heroína y los problemas familiares acortan su vida. A pesar de todo ello Bill no dejaba de tocar y actuar. El último de sus grandes conciertos fue en París y al poco tiempo de eso Bill es internado en el Hospital Mount Sinai el 15 de Septiembre de 1980, donde falleció de una úlcera sangrante, cirrosis de hígado y neumonía. Fue sepultado cerca de su amado hermano Harry, en Baton Rouge, Louisiana.

En su corta vida como persona su mundo musical creativo fue muy prolífico y marcó de forma muy pronunciada a muchos pianistas posteriores que no pueden escapar a tener ese “toque Bill Evans”.

 

Algo de su música…

“Blue in Green” https://youtu.be/E-4kZ-_lrJY

“Waltz for Debby” https://youtu.be/dH3GSrCmzC8

“The days of wine and roses” https://youtu.be/-xc72YKNrms

“Autumn leaves” (en vivo) https://youtu.be/Hx7X9kGE56U

Y les dejo un Bonus Track Deluxe! El propio Bill Evans: “El proceso creativo y el autoaprendizaje” https://youtu.be/xegkLcaujIA

Cultura