• 25 de septiembre de 2018, 10:36
Inicio | Cultura

PASCUA/PESAJ/RESURRECCIÓN/

Por Jorge Elbaum

Se hace ardua la poesía cuando las balas del entorno te flaquean el día con convocatorias miserables de falsedades sucias

las memorias se emponzoña cual Vallejo y el circuito álgido del día nos declara la guerra contra nuestra solidaridad del amor desgarbado 

nos hacemos cargo, sí, nos lastimamos los ojos con títulos despreciables, cumplimos en aullidos las ráfagas de voces inaudibles. 

y a pesar de esas de cada una de esas cenizas,

en el charco más oscuro de todas las evidencias, 

en el lugar donde se complementan las elegantes falacias de las luces falsas de gesticulación vacía 

tendemos a resistimos con una única palabra escrita en la sangre 

publicada a las doce de la noche de cada tarde. 

Resurrección. Regreso. Paso de una latitud de mañanas postergadas a otra especie de verdad evasiva.

Vuelta, apropiación circular de un tiempo que se nos niega, o que se expande, o que se vuelve esquivo

Ahí, en el medio de la calle desierta, nosotr@s.

intentando, a veces desesperados, la interpretación del eco de un silbido distante

apenas una sábana de amor convertida en el eco del poema más perfecto: 

no nos dejes solo, señora muda de las palabras

no nos abandones en la mitad de este cuadrilátero 

repleto de gritos, de voces y de días.

Cultura