• 19 de octubre de 2018, 1:28
Inicio | Cultura

Los viejos muchachos

Por Juan Roberto Presta


 

Muchas veces me preguntaron sobre el significado del término inglés Newell’s Old Boys y hasta algunos aventuraron que algo así como “Los nuevos viejos muchachos”, yo con mi inglés elemental o casi nulo hasta llegué a creérmelo, pero no es así Newell es un apellido ilustre en el fútbol argentino y remite a Isaac Newell, un inglés nacido el 24 de abril de 1853 y que llegó a Rosario a los 16 años y que con el tiempo (en 1884) fundó el Colegio Comercial Anglicano Argentino, el primer colegio no católico de Rosario y el primero en enseñar el fútbol, que era una pasión para Newell, no se sabe si adoptada en su país de origen o contagiada por la comunidad británica en Argentina.

Son los egresados de este colegio, que era conocido como el Colegio Newell, los que fundan el 3 de noviembre de  1903 Newell’s Old Boys (Es decir los viejos muchachos de Newell’s o los viejos estudiantes de Newell’s).  Le ponen a la camiseta el color rojo por la bandera de Inglaterra y el Negro por la de Alemania (donde había nacido la esposa de Newell, Anna Jockinsen, que también era profesora del colegio) con la aprobación de Isaac, que estaba muy enfermo y moriría cuatro años después en 1907 y de su hijo Claudio que estaba al frente del colegio. En ese Colegio se educaron, entre otros, el radical Elpidio González que llegó a ser vicepresidente del país y el demócrata progresista, Enzo Bordabehere, asesinado en el Senado de la Nación en 1935, cuando cruzó su cuerpo a una bala que iba destinada  a su compañero Lisandro De La Torre.

Newell’s es anterior a la fundación de la Liga Rosarina de fútbol que comienza en 1905 y bicampeón en los primeros torneos, que eran de segunda división, porque la liga recién en 1907 crea el torneo de primera división y allí obtendría 9 copas Nicasio Vila entre 1907 y 1929 y la Copa de Honor, que se jugaba con equipos de Buenos Aires en 1911. En la era profesional en Rosario lograría otros cuatro campeonatos que llevaban el nombre del Gobernador Luciano Molinas, hasta que en 1939 es afiliado a la AFA junto a Rosario Central en primera división,  en un falso intento de federalismo del fútbol de Buenos Aires. En AFA logra la Copa Escobar en 1949, un heptagonal entre los siete equipos mejor ubicados en la tabla de primera y después hace una gira europea jugando en España, Portugal y Alemania.

En 1960 se va al descenso, por única vez en su historia y asciende un año después, pero el tribunal de disciplina le descuenta 10 puntos por una acusación de incentivación. Newell’s  le inicia juicio a la AFA, pero debe seguir en la B (en aquel momento llamada segunda división) hasta principios de 1964, cuando la justicia lo intima a reincorporarlo a primera división. En el primer campeonato sale último, pero la AFA había anulado los descensos ese año, por lo que siguió en primera y sigue hasta hoy.

En 1974 gana su primer campeonato en AFA, al lograr el Metropolitano, con un equipo extraordinario dirigido por Juan Carlos Montes (el que hizo debutar en primera a Diego Armando Maradona). Lo definiría como visitante, nada menos que ante su clásico rival Rosario Central y con un gol maravilloso de Mario Nicasio Zanabria, al que a partir de allí apodaron “la zurda prodigiosa”, faltaban 9 minutos y el 2 a 2 le dio su primer título. Newell’s necesitaba empatar para ser campeón, pero perdía 2 a 0 con el Central dirigido por Carlos Timoteo Griguol, descontó Rocha y Zanabria logró el milagro, de esa forma se sacó “la sangre del ojo” de aquella final en Buenos Aires tres años antes, donde Central le ganara con la famosa palomita de Aldo Pedro Poy.

Además de Zanabria en ese equipo brillaban Alfredo “Mono” Obberti, Santiago “Cucurucho” Santamaría, Juan Domingo Rocha, el arquero uruguayo Alberto Carrasco y José Orlando Berta. Esto iniciaría un camino que seguiría con 5 títulos más (1987/88; 1990/91 (en aquella final de ganadores de torneos con Boca); Clausura 1992; Apertura 2004 y el 2012/13).

Allí aparecen otros nombres célebres como los de Gerardo Martino (el jugador con más partidos con esa camiseta con 505 encuentros oficiales) o el de Marcelo Bielsa, jugador frustrado pero técnico exitoso que consiguió dos de esos títulos y fue dos veces subcampeón de la Copa Libertadores de América.  Hoy el estadio lleva su nombre, como una tribuna recuerda al gran “Tata” Martino, un volante completo con quite, habilidad y un toque sutil y un técnico campeón, en el último título logrado en 2012/13. En el medio en 2004, el técnico ganador fue otro hijo de su cantera como jugador, el gran “Tolo”, Américo Rubén Gallego.

Los leprosos (mote que ya explicamos en otra nota, pero que proviene de principios de siglo veinte, cuando se programó un partido a beneficio del Leprosario de Rosario y Rosario Central se negó a jugarlo y por eso a partir de allí fueron “canallas” y Newell’s si lo disputó y sus rivales le pusieron “leprosos”) tuvieron en su historia grandes jugadores y grandes técnicos desde Julio Libonatti hasta Lionel Messi o Mauro Icardi, que no llegaron a jugar en primera pero que llevan el club en su corazón. Algunos nombres al azar serían Adolfo y Ernesto Celli; Juan Carlos Sobrero, Mario Morosano, Ángel Perucca “El portón de América”; René Pontoni; Juan Carlos Colman “El comisario”; Julio Musimessi “El arquero cantor”; Ubaldo Faina, José Cantelli; Federico Sacchi; Jorge Bernardo Griffa (que después armaría la estructura de divisiones inferiores que aún hoy saca jugadores para todo el Mundo); José Yudica “el piojo”; Raúl Belén “la bruja”; Roque Avallay, Alfredo Gironacci; Juan Carlos Montes, Jorge Valdano; Héctor Casimiro Yazalde; Alfredo Obberti, Américo Gallego; Juan Ramón Rocha; Mario Zanabria; Andrés Rebottaro; Víctor Rogelio Ramos (goleador histórico con 105 goles); Abel Balbo, Juan Manuel Llop; Gerardo Martino, Roque Alfaro; Roberto Sensini, Fabián Basualdo; Sergio Almirón; Darío Franco; Norberto Scoponi; Gabriel Batistuta, Ariel Dezotti; Julio Zamora; Fernando Gamboa; Alfredo Berti; Marcelo Bielsa, Eduardo Berizzo; Ricardo Rocha (un defensor brasileño de galera y bastón); Lucas Bernardi; Maximiliano Rodríguez; Germán Ré; Ignacio Scocco y sin olvidarnos que también vistió la camiseta de Newell’s.   

Cultura