• 24 de septiembre de 2018, 4:24
Inicio | Editorial

Los pozos cada vez más profundos

Por Liliana López Foresi

Es difícil señalar en el calendario la peor semana desde que asumió la administración MM.

Las primeras ya sorprendieron por la vertiginosidad en la actitud de entrega sin que al Congreso se le haya movido un pelo. Las rodillas encallecidas de casi toda la clase política –fundamentalmente del PEN- ante los fondos buitres (con las disculpas a animalitos tan útiles al ambiente).

El  apuro provenía del planteo –ya instalado-  de la Deuda Soberana en la ONU, que podía cambiar sustancialmente la voracidad carroñera de los compradores de bonos en países devastados. Hubiera sido un avance internacional sustantivo. No recuerdo una ganancia del 1600% en una deuda mal negociada desde el inicio. Internacionalizar el drama hubiera beneficiado a países como Grecia, que pagó con hambre y sangre “pertenecer”.

Ya se ha oído, pero no escuchado, que este modelo sólo cierra con represión. No sólo hemos sido espectadores y protagonistas de violencia institucional con las explicaciones más inconstitucionales que hayan salido de la boca de funcionarios responsables.  Hemos asistido a frases desopilantes, si no pretendieran justificar un gran montante de dolor, hambre, furia y la visión de ella en quienes nosotros delegamos el uso de la violencia. La actitud corporal y acciones consecuentes de la Fuerzas de “¿Seguridad?”, convenientemente entrenadas en Israel y con fortunas invertidas en armas –desvencijadas algunas (aviones, por ejemplo)- y las de tortura, las Taser. En esta mal llamada democracia resulta increíble que tanto esas pistolas cuanto picanas (¡sí, picanas!), se vendan –y compren- por Mercado Libre.

La construcción de la sociedad  argentina, que comenzó colonizada y olvidó alegremente a sus libertadores. El olvido –la negación- de ser libres nos dejó siempre a mitad de camino. Sólo se recuerdan algunas frases sanmartinianas cada 17 de agosto. El 18, a someterse como esclavos agradecidos de “estar en el mundo”. Así se llama al pertenecer acotado al capitalismo y volver a su forma más perversa: el neoliberalismo. Que mata. Mata, sin ambages, sin atenuantes. Por el contrario, con el diseño más perverso que podamos recordar.

Agencia El Vigía - https://agenciaelvigia.com.ar/-

hizo hoy un mínimo relevamiento de lo que somos en ese mundo:

* https://argentinareports.com/schoolteacher-tortured-moreno/ Prensa inglesa

* http://www.liberation.fr/planete/2018/09/11/argentine-les-quatre-saisons-de-mauricio-macri_1678044 Prensa francesa

* https://de.euronews.com/2018/09/13/argentinien-kurz-vor-dem-kollaps-proteste-gegen-sparpolitik  Televisora europea Euronews desde Alemania

* https://news.artnet.com/art-world/argentina-cuts-culture-ministry-charges-for-museums-1346252#.W5uFBcExbr8.twitter Prensa inglesa.

* http://www.cubadebate.cu/fotorreportajes/2018/09/13/indignacion-en-argentina-contra-politicas-de-macri-basta-de-ajustes-a-los-pobres/#.W5ugh85Kipp  Prensa cubana

Claudio Fabian Guevara –teleSUR escribió un preciso análisis acerca de las

TRES METAS DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL EN EL COLAPSO ECONÓMICO ARGENTINO fechada el 7 de septiembre.


En Argentina no pasa un día sin que haya alguna movilización social. A veces convocada por Organizaciones Sociales de base. Ninguna orgánica, sin participación de la CGT. Sólo de la CTA. La Confederación sindical más poderosa no ha dejado de ser tibia desde la asunción de MM, apoyando increíblemente a un viejo conocido: el del único candidato elegido con 214 causas acumuladas en una justicia, hoy decididamente sometida al poder. Y el poder está en las corporaciones.

Es inimaginable lo que viene ganando el grupejo amigo del Presidente, nacidos y criados pero con Patria en otro lado del planeta.

Las señales fueron claras desde el principio. La mayoría miró para otro lado. Son muchas y no quiero repetirlas, pero esta semana el mensaje habiltado “desde los Arribas” y MM, obviamente, pasó un límite de un salto al miedo/horror/espanto. Una docente , Corina de Bonis, en Moreno -lugar que lleva dos meses sin clases por la muerte de otra docente y un asistente que estallaron por un escape de gas- fue secuestrada y torturada. Después de los golpes, al mejor estilo de los perversos “grupos de tareas” de la dictadura, escribió con un punzón en su vientre: “OLLAS NO”, así, con mayúsculas, que es el grito escrito.

¿Por qué las ollas?. Porque en  la Argentina que subió dos satélites, exportaba tecnología a través del INVAP, creó 17 universidades nacionales, y tantas cosas más que ni soñábamos ver después de la deblacle del 2001, esa escuela dio de comer a los niños crecientemente atenazados por el hambre, con ollas en la vereda de la escuela.

En estas condiciones sociales y económicas no hay política. El proyecto PRO está haciendo lo que vino a hacer: saquear, endeudarnos y provocar una de las mayores fugas de dólares para los amigos cercanos del Primer Magistrado. Sólo lo menciono así por respeto a la investidura. No es así como se lo nombra; excepción hecha por sus beneficiarios –familiares por el blanqueo, autocondonación de 70 mil millones de pesos del Correo de MM que únicamente dice : era de mi papá. No hay que confundirse. No son tontos. Simplemente estamos sobrando nosotros, y en una tercera etapa neoliberal que siempre terminó con represión, estamos en concreto peligro.

El grupejo gobernante reporta a Trump. La ridícula diputada oficialista Carrió y la Ministro de Seguridad visitan seguido la Embajada Estadounidense. ¿Es difícil adivinar porqué?. Pues no es mancia, sino información. Aquello de que somos “el patio trasero”, con recursos naturales y humanos y tierra de paz (hasta la asunción de MM) es muy fácilmente colonizable, sobre todo si tiene una gestión felpudo, que agradece humillantemente el futuro de echar mano a los recursos que todavía quedan en nuestro país. Ejemplo, Vaca Muerta

Estamos en el país más austral y vienen bajando por Suramérica. Sólo nos queda Evo.

El jardín de infantes que es la sociedad argentina –un tercio odiante desde la Fusiladora del ’55- gasta cacerolas y muestra sus rostros feos por desencajados por los mismos motivos: se sienten con todos los derechos, aunque buena parte de ellos caerá en el abismo de la miseria más temprano que tarde.

Lo único claro es la incertidumbre, la desolación y desesperanza.

Empiezo a creer en la reencarnación. Es karmático insistir en una destrucción programada para tirar por el precipicio a buena parte de los argentinos con métodos más perversos y sofisticados.

Último dato para no abrumar/me. El director del Consejo Económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, un alto asesor del presidente Donald Trump. “Eso funcionó en los ‘90”, durante el 1 a 1 de Domingo Cavallo, recordó el funcionario y destacó que esa receta “bajó la inflación y mantuvo el crecimiento” de la economía.

Finalmente, no hay que ser kirchnerista (ningún “ista”) para comprobar estos datos. Lo habrán notado. Claro que sólo  buenas personas que no odian -quizás porque saben que el odio vincula con tanta fuerza como el amor-. O simplemente porque tienen  memoria.

Cartón lleno. Por hoy.

Editorial