• 16 de noviembre de 2018, 14:50
Inicio | Ciudad de Buenos Aires

Los bares porteños y el tango.

Por Abel Roth

"De chiquilin te miraba de afuera, como esas cosas que nunca se alcanzan" (Cafetin de Buenos Airtes, Enrique Santos Discepolo, 1948)


Cuentan que el primer tango que tuvo el nombre de un bar fue "Cafe de los angelitos", un lugar que habia abierto sus puertas en 1890 en la esquina de  Rivadavia y Rincon, alli se reunian payadores como Gabino Ezeiza, tangueros como Gardel y Razzano y una buena cantidad de malandras y quinieleros como Ruggierito, la cercania con el comite del partido Socialista y con el Congreso hizo que alli frecuentaran tambien, entre otros Hipolito Yrigoyen y Alfredo Palacios, la mala fama que tenia el lugar que se llamaba "Cafe Rivadavia" hizo que se realizaran redadas frecuentemente, en una de ellas, el comisario de la zona al ver a los detenidos dijo "y a estos de donde los trajeron, del Cafe de los Angelitos?", nombre con el que pasaria a ser conocido. y con el cual seria bautizado por sus nuevos dueños en la decada del veinte. 
   Un tango mucho mas reciente (1984) de Cacho Castaña haria famoso al bar de Gaona y Boyaca al cual bautizaria como Cafe La Humedad. Pero ningun cafe de los muchos existentes en Buenos Aires podia competir en fama con el Cafe La Paz de Corrientes y Montevideo en las decadas del 60 y 70, lugar de encuentro obligado de intelectuales, estudiantes y escritores en aquellos años de sueños y utopias.
  Otro bar habia dado motivo en los años 20 para que Celedonio Flores lo inmortalizara en otro tango llamado "Corrientes y Esmeralda" , Celedonio, un porteño del barrio de Villa Crespo comenzaba el tema con la frase "Amainaron guapos junto a tus ochavas, cuando un elegante los calzo de un cross" aludiendo a una reyerta que habia tenido Jorge Newbery con unos matones que se reunian en la esquina. Cuentan tambien que el autor le ofrecio el tango a Gardel, pero este al ver que habia un parrafo que decia "en tu esquina rea cualquier cacatua, sueña con la pinta de Carlos Gardel" el cantor le habria dicho, en un gesto de modestia que lo pintaba de cuerpo y alma "pero Don Celedonio, disculpeme, yo no puedo cantar esto" y Gardel que habia grabado 21 tangos de Celedonio Flores se nego a grabar aquel tango que lo nombraba, eso si, como homenaje a su autor cantaria mas de una vez el tango en vivo pero cambiandole la letra: "en tu esquina rea cualquier cacatua sueña con la pinta de Charles Boyer".

  En el año 2008 el gobierno de la ciudad edito un lujoso libro llamado Cafés y bares notables de Buenos Aires, donde cita a mas de 30 bares (entre ellos el Tortoni, el Britanico y Los 36 billares), casualmente ninguno de los lugares nombrados en esta nota forma parte de ese libro.

Ciudad de Buenos Aires