• 18 de noviembre de 2018, 3:32
Inicio | Política

Breves apostillas

Por Eduardo de la Serna


 


 

https://1.bp.blogspot.com/-pN9G5R4GgaI/W2xh14x4frI/AAAAAAAABP0/jRv8FLPZnI4xwVdOnbQyzEtCsCapIfduACLcBGAs/s1600/Nota%2Bmarginal.png

 

 

Los brotes verdes” anunciados por el gobierno en una primavera imaginaria e invisible, como el crecimiento, resultaron ser los de “la ola verde”.

 

Ganó el gobierno. El triunfo del “no” en el senado trajo alivio en el gobierno. No tanto por la supuesta victoria moral “provida” sino porque se logró evitar el “gratuito” que era lo que le molestaba. Podrá “despenalizarse” ahora, (además consiguiendo así cierto aval a la impresentable reforma del Código penal), total ya no será algo de lo que el Estado deba ocuparse. Una menos.

 

Perdió la Iglesia. La Identificación de la Iglesia con lo más retrógrado, los fundamentalismos, con dogmas que no lo son, desentendiéndose del dolor de la mujer, patriarcal y machista, flaco favor se hace a sí misma. No entendieron. Otra vez.

 

Viene el FMI. Los verdaderos encargados de la economía argentina vienen y vendrán periódicamente a “revisar los números”. Pronto, lo imagino, les devolverán “su” oficina en el Banco Central. Se trata de ahorrarles el viaje.

 

Senadores nada honorables. Coherentes con algunos de los albinos invitados a exponer supuestas argumentaciones, algunos senadores manifestaron a la sociedad entera su desprecio. El senador Urtubey (¡qué familia, por Dios!), además avalado por el senador Pinedo. Una senadora que no leyó el proyecto, otro que propone dar plantas a las embarazadas (claro, ¡viene de la 125!, ¿serán de soja?), otro que habla de los chimpancés y muestra que en algunos casos lo que ocurrió fue una involución (¡perdón, Charles!) y la presidenta del Senado y vicepresidenta de la Nación mostrando (una vez más) su oquedad. De debatir con argumentos se trataba. Pero bueno, esa nos la deben.

 

Las escuelas. No hay que politizar el drama, afirmó con su inmutable cara de nada la nada misma, que está en el sillón del gobierno de la provincia (decir “gobierna” sería un exceso). Y lo dijo politizando, porque cuando lo hacen otros está mal y cuando lo hacemos nosotros es una genial duranbarbeada.

 

La dependencia judicial. No satisfechos por correr fiscales que pueden investigar las causas sensibles del gobierno, ni con acomodar jueces amigables en zonas peligrosas, ahora premian a uno de los jueces que condenó a Amado Boudou por estar convencido, aunque sin pruebas, que cometió un delito. El ejemplo de Moro cunde en la región.

 

El milagro de la región. No conforme con hacer lo que quiere, el gobernador y sus lacayos ponen y sacan a su antojo también fuera de su feudo. Milagro Sala ahora es trasladada a Salta. Cumplir las directivas internacionales, hacer justicia es para otros. Gerardo Iº está más allá de esas paparruchadas (y el poder judicial de la Nación, también).

 

Un duque en Colombia. En un acto de uribismo explícito el nuevo (¿vice?) presidente de Colombia ya empezó su gobierno; de bombardear la paz se trata. De eso viven. Viendo los vientos que soplan (tormenta los llamó nuestro metafórico presidente) que se prepare Juanma para ser juzgado y quizás condenado mediático-judicialmente en un futuro no muy lejano.

 

Mágica mutación. En medio de la crisis de los aportes truchos en la provincia, que prometía extenderse a otras regiones, el siempre funcional diario La Nazión encontró unos cuadernos, que después no eran tales, sino fotocopias con denuncias sobre coimas y sobornos para la obra pública que después no fue tal sino aportes de campaña. Si hasta un primo del mismísimo presidente, “Testaferra” lo llaman por ahí, parece que aportó a la campaña “K” y no a la de su primito. Ahí… ¡y lo dicen en serio! Sin reírse.

 

Y se podría seguir... ¡hay tanto! De pensar el presente, mirar la realidad, y mirarla desde “un lugar” se trata. Desde la vida de los últimos, los pobres y las víctimas quiero mirar, aunque muchas de estas cosas se hagan en nombre de la justicia, la paz, la trasparencia o la pro-vida. Como no les creo nada, sospecho firmemente que nada de todo esto les interesa, a menos que sea negocio, claro.


Dibujo tomado de https://www.biko2.com/category/anotaciones-al-margen/

Fuente: Blog de Eduardo de la Serna

Política